8 Lugares que me Recuerdan a Ti - 'Oye Pablo Extended Play'.

miércoles, enero 08, 2020


Uno de los propósitos de este año (aparte de escribir más en el blog) es hablar un poquito más de libros. Ya hay una entrada sobre uno que se llama 'Brog, el Stoop', pero lo que quiero ahora es ahondar más en los textos, quizás alguna especie de reseña sobre qué me parecieron ciertas lecturas; claro que no soy ningún crítico pero quiero hacerlo y como querer es poder... aquí vamos.

Vamos a iniciar con un libro que se llama 'Ocho Lugares que me Recuerdan a Ti'. A este amigo me lo encontré en un estante de Gandhi y ya desde el título y la portada me llamó muchísimo la atención, vamos es que es muy colorido, pero el elemento más poderoso, para mi, fue el título. Lo tomé y revisé la sinopsis, la cual por cierto les dejo a continuación: 

'Santiago se enamoró de Valentina como un loco, sin saber que ella tenía otros planes y él no estaba incluido. Pero eso pasa cuando te enamoras: tocas fondo y te das cuenta que descuidaste a tus amigos, te olvidaste de quién eres y creíste que todo sería para siempre. 

La realidad es que el amor es muchas cosas: como un beso con la ciudad de fondo, la bebida favorita de tu persona especial, pero también un viaje con tus amigos y, claro, un corazón roto, un mensaje en visto y un recuerdo que duele a ciertas horas de la madrugada.

Si supieras cómo acabará todo, ¿te volverías a enamorar?'

Yo conecté con esta sinopsis de forma muy personal, de verdad que algo se me removió adentro y aunque no soy una persona que guste mucho de leer novelas de amor, supe que tenía que llevarme este libro a casa con la única intención de destruirme emocionalmente. Totalmente de imprevisto. Cuando comencé a hojearlo me di cuenta de que el autor, Alberto Villareal, es un BookTuber (un youtuber de libros). No lo desmerita, claro, he leído libros de otros booktubers pero si fue una premisa interesante. Somos humanos y nos dejamos llevar a veces por el status quo, así que antes de la lectura no quise ver el canal del chavo ni tampoco quise ahondar en su condición de figura pública para que eso no interfiriera en mi percepción de la historia. Fue algo como separar al arte del artista. Y quería dejar eso muy claro antes de empezar a escribir sobre el libro como tal. Bien, aclarado eso y con un café y rolitas de Mecano de fondo, vamos a empezar:

La historia sigue a Santiago, quien vive en México y conoce a Valentina, que vino desde Madrid, España, a pasar sus vacaciones aquí. Entre ellos nace un romance vacacional muy bonito, muy juvenil y Santiago empieza a enamorarse. Un día, de la nada, Valentina se marcha de regreso a España y deja a Santiago muy triste, confundido y con ilusiones rotas pues no vuelve a saber NADA de ella. Sus amigos, Edgar y Samanta, tratan de animarlo sin mucho éxito e incluso le sugieren volver a los lugares dónde pasó tiempo con Valentina para crear nuevos recuerdos, más felices, en un intento por superarla. Al final deciden embarcarse en un viaje a España pues Santiago necesita que Valentina le explique el por qué de su acción, y, claro, pretende enamorarla nuevamente (amigo, date cuentaaaa). Y, aunque las cosas no salen muy en base a las expectativas de Santiago, el viaje le sirve para darse cuenta de muchas cosas y aprender que no siempre tienes que ir muy lejos, sino que las cosas buenas están más cerca de lo que crees.

Desafortunadamente el libro tampoco salió muy en base a mis expectativas. Cuando yo leí la sinopsis y el título de verdad que le puse una carga encima muy grande, pero eso fue más mi culpa porque yo me sentí identificado de una forma muy personal y emocional (es raro porque son muy pocos los libros con los que me ha pasado esto, menos de cinco, pero NUNCA me había pasado que sólo con el título y la portada ya me estuviera yo aventando mis maromas mentales). Creo que podría decirse que estos dos elementos, la sinopsis y la portada, quedaron muy grandes para lo que al final termina siendo la historia y fueron la razón de mi idealización de este texto.

La historia en sí tiene una premisa muy interesante pero el cliché termina por hacer que los momentos en que va subiendo, vuelva a bajar. Es una novela hasta cierto punto romántica, claro que va a haber clichés, pero en este caso son demasiados y muy repetitivos, siento que eso le restó un poco de seriedad a los personajes. Los personajes también te deben mucho porque su desarrollo es muy nulo y había muchísima tela de dónde cortar, incluso el libro inicia con Santiago hablándonos de cuando su padre le abandonó, pero sólo es media cuartilla en lo que se trata ese tema y después ya no se vuelve a mencionar.

Reconozco el hecho de que el autor intentó meter sub tramas en la historia y que no todo girara en base a Santiago y Valentina pero estas otras tramas tenían muchísimo potencial y al final quedan totalmente de lado. Incluso se trata el tema del suicidio pero de una forma muy fugaz. Las palabras de Alberto Villareal te van atropellando en la lectura porque todo sucede muy rápido y no tienes tiempo de digerirlo. Cuando menos lo esperas ya pasó otra cosa impactante y lo que dos páginas atrás ya te había sacado de onda, queda totalmente en el olvido.

El esqueleto de la historia en sí tiene mucho potencial, pero se queda sólo en la idea. Pudimos haber explorado el por qué Valentina es una perra. Incluso está bien sí solo es una perra por querer serlo, pero quizás por su entorno familiar, que en una escena llegamos a entender es muy fracturado, habríamos podido darle una mejor justificación; sólo digooooo. Pero lo único que llegamos a saber de ella es que sus padres duermen separados y ya. Sigue siendo una perra al final del día. Otro ejemplo es la historia de Edgar y Jorge que se pudo haber desarrollado más, pudo haber sido más nostálgico; pero aquí lo que más pesa es... QUE NO SABEMOS NADA DE SAMANTA. Este personaje adquiere mucha importancia al final y no sabemos absolutamente nada de ella, más que los recuerdos de antaño de Santiago que surgen para justificar el final de la historia. Y pues de los OCHO LUGARES QUE LE RECUERDAN A ELLA. nada más conocemos la feria y ya no se vuelven a mencionar para nada. OCHO. 

Otro título habría estado mejor. Aunque probablemente con otro título no lo hubiera comprado.

A lo largo de la historia encontramos varias contradicciones, el ejemplo más claro está en que Santiago dice que con lo que tiene ahorrado se puede pagar su viaje a España, y que estos ahorros le bastarían para unos quince días 'muy austeros'. Bueno pues ya en españa nos topamos con que los amigos se van de antro, salen a comer, se compran ropa elegante para ir a un restaurante carísimo, le llevan mariachi a la dañada y, además, se pueden dar el lujo de cambiar sus vuelos como si no te cobraran casi el avión completo por hacerlo. Quizás esa sea la austeridad para un muchacho de una muy buena posición económica, pero a lo largo del libro el autor nos hace la idea de que pues si bien el prota no vive con dificultades monetarias, rico, rico pues no es.

Aunque yo solito me engatucé con la historia, si me gusta su mensaje porque habla de valorar a las personas que siempre están cerca de nosotros y que a veces hacemos de lado por otra gente. Tipo los amigos que tienes de años, con los que casi no hablas, y aunque siempre estás de fiesta 24/7 con otro grupo de amigos, cuando estás en una situación difícil, es este primer grupo de amigos a los que siempre buscas, y viceversa. La amistad lo es todo y siento que, aunque no del todo bien, este libro trata de dejarnos esa moraleja y eso es algo digno de aplaudir: que tiene un mensaje y no se queda sólo en una novela de amor cliché adolescente totalmente rosa. A lo que he leído este libro está basado en algunas experiencias del autor, pudieran ser algunas memorias, quizás. Si es así, siento que fue muy adelantado escribirlo ahora y que realmente hubiera sido mucho mejor que se hubiera escrito un par más de años en el futuro. 

El libro tiene 203 páginas, yo siento que daba para unas 150 más que habrían hecho más interesante y profunda la historia, pero se ve que no es un libro que busque eso, entonces yo le doy un 2,5/5. 

Es curioso que cuando yo lo encontré le puse mucha expectativa e incluso dudé en leerlo porque no quería sentirme mal y al final fue un libro muy rápido, muy ameno que se me antojó como una versión extendida del 'Oye Pablo' de Danna Paola. Pero no encontré ninguna de las sensaciones que mi yo masoquista esperaba.

Perdón por tanto texto, supongo que este tipo de posts van a ser así, pero me siento muy satisfecho de haber podido externar mi opinión que absolutamente nadie pidió. Nos leemos después, ¡gracias!

You Might Also Like

0 comentarios

TRANSLATE

NEWSLETTER

ARCHIVO